Presentes en Almería Salud

El siguiente artículo que reproducimos ha sido publicado en el número de noviembre de la revista “Almería Salud”, publicación de papel que se encuentra en varios puntos de la ciudad.

De Haro Podólogos emplea Aquamid como solución definitiva a los callos

La Clínica De Haro Podólogos es la única en Almería que utiliza Aquamid como solución definitiva a los molestos y comunes callos. Aquamid es un gel inyectable compuesto por un 97.5% agua + 2.5% de Poliacrilamida reticulada.

Se trata de un gel homogéneo, no degradable y totalmente Biocompatible (intercambia agua, sales y moléculas orgánicas con el cuerpo receptor). “Añade volumen al tejido subcutáneo y pasa a convertirse en una parte permanente, estable y blanda del tejido conectivo. Es un producto muy fiable y seguro que ha sido usado para otros fines durante muchos años con excelentes resultados”, explica Esteban De Haro, podólogo y director de la clínica de Haro Podólogos de Almería, situada en el Paseo.

Aquamid se emplea para la resolución definitiva de patologías muy comunes como las callosidades dorsales en dedos, callosidades interdigitales (lo que vulgarmente es llamado ‘ojo de gallo’ u ‘ojo de perdiz’), etc. y sin necesidad de intervención quirúrgica.

La gran ventaja de este procedimiento, subraya el doctor De Haro es que no precisa cirugía. Se realiza ambulatoriamente en la consulta, resultando “más cómodo y satisfactorio para el paciente, ya que además proporciona un alivio inmediato y de carácter permanente en la resolución de problemas devenidos por callosidades digitales más comunes”.

No precisa reposo, indoloro, compatible con la mayoría de enfermos y con muy pocos efectos secundarios. En De Haro Podólogos “siempre hemos estado a la vanguardia de todos los procedimientos novedosos que estén evidenciados científicamente y que puedan aportar mejoras en el tratamiento de nuestros pacientes”, valora el doctor De Haro.

En Andalucía hay pocas clínicas que hayan apostado por este procedimiento y, en este sentido, “nosotros formamos parte de ese grupo de especialistas que consideran que la superación es un deber a la hora de conseguir los mejores resultados frente a los retos que nuestros pacientes nos presentan diariamente”, añade.

El Tratamiento

Se realiza en la misma consulta. Se anestesia localmente el dedo y se procede a la infiltración de Aquamid en la zona que se quiera proteger.

Realizamos una infiltración subcutánea para proporcionar un almohadillado que aísle del aumento de presión que se produce en la zona prominente y como consecuencia desaparecen las molestias y el tan recurrente callo”, explica el doctor De Haro.

Una vez tratado, el paciente debe estar 24h sin presión directa en la zona infiltrada, pero puede continuar haciendo su vida completamente normal. A la semana, se realiza una primera revisión y ya pasado un mes, una visita de control de evolución. No precisa revisiones posteriores.