“Cualquier deportista debe saber como funcionan sus piés”

El doctor Esteban de Haro, director de la Clínica De Haro Podólogos, de Almería, responde a algunas cuestiones relacionadas con el cuidado del pie en la práctica deportiva.

PREGUNTA.- El papel del pie en el deporte es fundamental. ¿Se es consciente de ello?

RESPUESTA.- Mi opinión es que no: ni el deportista ni la gente que rodea el deporte le dan la debida a importancia al pie ni al papel que este desempeña en la realización de actividades deportivas, ni en la repercusión que tiene en toda la cadena cinemática y en el cuerpo.

P.- ¿Qué precauciones se deben tener?

R.- La primera es conocerse. Cualquier deportista, sea del nivel que sea, debe tener una valoración exacta de cómo funcionan sus pies y como pueden influir en la producción de lesiones. Segundo, dejarse asesorar sobre el calzado deportivo adecuado para su tipo de pisada así como de los cuidados básicos del pie según el deporte que practique.

P.- ¿Es necesario ser deportista de élite para cuidarse el pie al practicar deporte?
R.- No, para nada. Este es un gran error: cada deportista a su nivel quiere disfrutar realizando la actividad deportiva elegida independientemente de las metas que quiera alcanzar, entonces el disfrutar haciendo deporte, el conocer su mecánica, el minimizar el riesgo de lesiones , el llevar el cazado deportivo adecuado, el ir bien colocado en la bicicleta para estar cómodo, es un derecho de todo deportista.

En nuestra clínica atendemos a deportistas de élite y a deportistas aficionados que quieren invertir en salud con la misma pasión y el mismo interés.

P.- ¿Qué importancia tiene la cultura del pie y su cuidado para practicar bien el deporte?
R.- Mucha y le damos poca. Sólo cuando nuestros pies protagonizan en primera persona una disminución de nuestra calidad de vida, cuando nos limitan en nuestra actividad diaria o cuando nos impiden realizar nuestra actividad deportiva entonces es cuando reflexionamos sobre la importancia que estos tienen.

Hay lesiones que no se pueden prevenir, pero otras que con una exploración mecánica previa y localizando los elementos de riesgo patomecánicos se podrían haber evitado, y por ende, mejorar el rendimiento deportivo, resultaría ser la parte más importante de nuestra labor y donde nos encontramos los podólogos infrautilizados.

Un corredor es capaz de comprarse una zapatilla de gama alta y no entiende que es más importante previamente haberse hecho un estudio de pisada con el personal formado para ello que somos los podólogos, para ver si esa zapatilla es correcta o no, o un ciclista se gasta una cantidad de dinero en bicicletas pero no se gasta una cantidad de dinero menor en que lo acomoden a esa bicicleta.

P.- ¿Son todas las zapatillas de deporte iguales?
R.- No. La industria del calzado deportivo ofrece una gran cantidad de modelos para según qué deporte, sobre todo para running, donde la zapatilla de deporte alcanza para mí su máxima importancia. Factores como tipo de pisada, peso, experiencia como corredor, kilómetros que corre durante la semana, superficie por dónde corre, carreras que está preparando, tiempo medio el por km, hay que tener en cuenta.

Publicado en “Almería Salud” – Septiembre 2013